fbpx

Cada vez que se menciona la palabra participación, la frase que sigue casi automáticamente es “eso no sirve para nada” y el imaginario sobre la tomada de decisiones hechas en círculos cerrados y escritorios lejos de nuestra cotidianidad solo ha aumentado la indiferencia y la apatía ciudadana.

Sin embargo, los canales de comunicación ciudadano-instituciones (públicas/privadas) se están reinventado, y ahora somos testigos de un #CambioCultural donde los individuos interactúan entre sí, a través de las redes sociales, y en forma de red.

Tiago Peixoto, especialista en Gobierno Abierto del Banco Mundial, nos da luces para entender que mueve a la gente a participar y cómo a la hora de diseñar estrategias de participación, podemos incentivar un mayor compromiso ciudadano

  1. Refuerce el valor del “deber ciudadano” y el sentimiento de pertenencia a movimientos sociales o causas que agrupen y apasionen a grupos poblacionales específicos.
  2. Comunique el impacto de los ejercicios participativos, esto incrementa las probabilidades que la gente continúe participando.
  3. Active múltiples canales de participación (virtuales y reales).
  4. Diseñe varios niveles de involucramiento ciudadano, es decir, cada persona está dispuesta a participar en distintos esenciaros, desde una encuesta online hasta organizar encuentros ciudadanos.
  5. Personalice su estrategia de participación e identifique el tipo de personas a quienes quiere movilizar, involucrar amplificar su voz.
  6. Empiece por lograr un mínimo de compromiso de participar por parte de los ciudadanos, los estudios muestran que la gente está dispuesta a ser más activa cuando previamente se han comprometido a participar.
  7. Aprenda a experimentar y experimente para aprender, lo que funciona o no funciona para que la gente participe siempre obedece a factores empíricos y propios de cada contexto social.

Cabe destacar, que cuando se abren los canales virtuales para la e-Participación, se le esta brindando la posibilidad a otros grupos poblacionales, (que no creen en el desdibujado ejercicio del voto cada cuatro años, y que solo engrosan las cifras de abstención), de ser parte de los ejercicios específicos de participación que los motiva.

Así pues, no hay fórmulas mágicas ni recetas infalibles, solo hay buenas experiencias que han permitido identificar estas siete claves para fomentar un mayor compromiso ciudadano, comportamiento que debería ser constante si queremos ver las transformaciones que necesitan nuestras sociedades.

La reflexión queda abierta, ya que es preciso que cada persona encuentre sus motivaciones para participar, así como es necesario recupera la confianza en las instituciones públicas y renovar los mecanismos y espacios para fomentar una adecuada participación ciudadana por tanto una mejor democracia.

Siguiendo el consejo de nuestro experto, ¡comparta! Y cuéntenos que aprendió de sus experimentos y que lecciones nos puede dejar!

#QueLaFuerzaLosAcompañe

#OpenGovJedi

Oriana Oviedo Ojeda

¡Por cierto gracias por los likes!

Gobierno Abierto en Twitter
Gobierno Abierto en Facebook
Grupo Interactivo de Gobierno Abierto

Referencias:

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat