Mimo por un Día

Mimo por un Día: Cultura de Colaboración

El conocer el trabajo de otras áreas de la empresa, permite a nuestros colaboradores encontrar nuevas soluciones a viejos problemas, generar mucho más empatía con todas las personas de la compañía y mejorar su sentido de pertenencia y su capacidad de colaborar con los demás.

El resultado, más ideas, más innovación, personas más entregadas y un gran aumento en algo que buscamos desesperadamente, el trabajo en equipo.

Este experimento es creado para que, poco a poco, cada una de las personas que trabaja en nuestra empresa descubra los retos y realidades de otras áreas, entienda más profundamente el propósito y quehacer de la organización y mejore en varios aspectos su desempeño general dentro de la misma, creando cada vez una cultura más positiva.


Esta actividad esta diseñada para cualquier número de participantes, desde pequeños equipos de trabajo hasta organizaciones internacionales. En organizaciones donde hay varios espacios de trabajo, cada espacio puede crear su propio experimento en pequeño, pero se recomienda también buscar maneras de que las personas puedan vivir experiencias en otros espacios de trabajo.


Desarrollo de la Actividad:

Esta actividad consiste en que las personas de la empresa tengan la oportunidad de conocer el trabajo de otras personas y departamentos por medio de la experiencia. La persona designada como “Mimo por un Día”, va al departamento asignado (uno diferente en el que normalmente trabaja), donde encontrará una persona o personas esperándolo. Durante todo el día, le tocará vivir la experiencia de trabajar en un nuevo ambiente, con retos diferentes y aprender todo lo posible de lo que se hace en ese departamento, de porqué se hace de esa manera particular, y porqué es importante para el resto de la empresa.

Dependiendo de la empresa, sus recursos y realidades, se recomienda que cada persona viva la experiencia de “Mimo por un Día” de 2 a 4 veces al año, para que de esa manera pueda aprender rápidamente de toda la operación.

Ejemplos: 

  • Una persona que trabaja en el departamento contable, pasa el día con los técnicos de servicio haciendo visitas y aprendiendo sobre el trabajo de campo, esto de dará una buena idea de lo que hacen sus compañeros y de la importancia de que los materiales estén disponibles cuando estos los necesitan.
  • Un agente vendedor, pasa el día aprendiendo sobre el trabajo del departamento de compras, cómo se realizan, los tiempos de entrega y los problemas usuales a los que se enfrenta este departamento. Esto le permitirá comprender el proceso de compras y no prometer a los clientes entregas imposibles ya que conoce la realidad de la logística que existe detrás.
  • Un gerente de Recursos Humanos pasa el día con el departamento de telemercadeo, aprendiendo a tomar llamadas, a enfrentarse a los problemas en los teléfonos, sillas rotas y sistemas de cómputo lentos. Esto le puede dar las claves para encontrar mejores candidatos, desarrollar mejores planes de desarrollo y buscar mejores maneras de aumentar el bienestar de todos los empleados.

Estos son solo algunos de los ejemplos en las maneras que puede ser utilizado este experimento.

Mimo por un Día


Preparación: 

  • Preparar una agenda de días, que permita sacar a una persona de uno o varios departamentos y asegurarnos que el departamento que los recibe estén listos para tener un nuevo integrante temporal.
  • Anunciar con tiempo la actividad y asegurarnos que todos los participantes de la misma están preparados y anuentes a tomar parte.
  • Anunciar con al menos una semana de anticipación a quienes les toca ser “Mimo por un Días” y los departamentos que los van a recibir.
  • Crear una encuesta de expectativas que nos permita entender qué es lo que las personas piensan sobre el ejercicio y que esperan del mismo (PRONTO pueden seguir este enlace para ver un ejemplo de esta encuesta)
  • Llevar acabo la actividad.
  • Pasar una encuesta tanto para los “Mimos por un Día” como a quienes los recibieron. En esta encuesta investigar cómo se sintieron, que les pareció la experiencia y sobre todo, que aprendieron (PRONTO pueden seguir este enlace para ver un ejemplo de esta encuesta).

 


Seguimiento:

Siempre es importante darnos cuenta si las actividades que hacemos tienen un efecto en el ambiente laboral. En el caso de “Mimo por un Día” podemos dar seguimiento de dos formas:

  1. Sensación individual sobre el experimento utilizando los datos de las encuestas de expectativas y de finalización de la actividad. Poner especial atención a lo que las personas marcan como aprendido y cualquier sugerencia que tengan, ya que esto es lo más valioso que podemos sacar de estas encuestas..
  2. Utilizar los indicadores existentes, o crear nuevos indicadores que nos permitan medir el nivel de Trabajo en Equipo en la empresa como general. Medirlos inicialmente antes de empezar el experimento y darles seguimiento mes a mes. Se pueden esperar resultados positivos después de la segunda ronda de “Mimo por un Día”.

Compartir tus Resultados:

Para poder seguir mejorando, tus resultados nos ayudan a generar más datos y así poder crear más y mejores experimentos. Puedes compartir con la comunidad del Laboratorio de Hábitos en Facebook, o puedes contarnos tus experiencias de manera anónima y privada llenando este breve documento sobre “Mimo por un Día”.


¡Sigue experimentando, sigue construyendo, sigue compartiendo!
Atte: Los Científicos del Laboratorio de Hábitos, Cultura 52


¿Deseas colaborar con el Laboratorio de Hábitos?


Deja un comentario

Tú correo electrónico no será publicado.

Name *
Email *
Website